“Este no es cualquier lugar” -dijo mirando una paradoja-

Cuando las nubes no encierran más que una oscuridad limitante de miedo…

Sacad las armas y caed al suelo. Probad la autonomía que lleváis dentro.

Pájaros negros que rondan un mismo punto y, mientras, tu niño se inventa los días en la arena.

Un camino eterno desde la A a la Z donde día y noche suponen infierno.

Resquicios olfativos que erizan todo un sistema nervioso muy muy superficial…

Tristeza.  Vergüenza por la humanidad.

Anuncios