Parásitos que pueden controlar tu mente…

No sé aún cuál es su nombre. Le llamaremos Oruga.

¡Las orugas son tan perfectas!

Tienen colores llamativos, pero no indican bondad alguna. Tóxicas o simplemente amargas, ¿con qué fin?. Con el mismo que tú.

Dulce (a la par que repugnante) movimiento acordeónico.

Lentitud, magestuosidad, pedantería, arrogancia… para luego aislarse y convertirse en algo aún más colorido si cabe. ¿A qué juegas? ¿Qué sentido de la superación es ese? Pululando, sí, no hay otra palabra.

Aún así,  son grandes indicadores de calidad medioambiental, importante valor en cadenas tróficas y generan mucha dependencia para con otros seres vivos.

Pero no son parásitos.

Anuncios